December 2, 2018

  The first Sunday of Advent marks the beginning of another Liturgical year. Advent offers us an opportunity to reflect on the longing and hope that preceded Christ’s birth just as it beckons us to look forward to Christ’s return at the end of history. Jesus utters message concerning the future, which can be interpreted as sources of distress, hopelessness and ultimate annihilation. It could present a word of Judgement against injustice, inequalities, indifference towards love, compassion, unity and fraternity. It also brings a word of hope. For persons of faith, especially for the Christian community, Jesus message of “end times”, is a about,” Joyful expectation”, of the coming of the kingdom of Christ. Jesus offers words that call us to be ready when the kingdom of God bursts into our daily existence. The Kairos of God disrupts our human Cronos (God’s time and our time) and the things cannot be the same. For those who love to step on others the message of Jesus may be a message of judgement and a call to repentance and for those who cling to the Promise of God, in spite of the social injuries they have been subjected to, the coming of God’s kingdom is a time to look up to and the time to celebrate.

 

                                                                         Fr. Mathew Kavipurayidam, TOR

 

  El primer domingo de adViento marca el comienzo de otro año litúrgico. AdViento nos ofrece la oportunidad de reflexionar sobre el anhelo y la esperanza que precedieron al nacimiento de Cristo tal y como nos hace señas para mirar hacia el regreso de Cristo al final de la historia. Jesús pronuncia un mensaje concerniente al futuro, que puede ser interpretado como fuente de angustia, desesperanza y aniquilación definitiva. Podría presentar una palabra de juicio contra la injusticia, las desigualdades, la indiferencia hacia el amor, la compasión, la unidad y la fraternidad. También trae una palabra de esperanza. Para las personas de fe, especialmente para la comunidad cristiana, el mensaje de Jesús de “fin de los tiempos”, es una acerca de, “expectativa gozosa”, de la venida del Reino de Cristo. Jesús ofrece palabras que nos llaman a estar listos cuando el Reino de Dios estalla en nuestra existencia diaria. El kairos de Dios interrumpe a nuestro humano Cronos (el tiempo de Dios y nuestro tiempo) y las cosas no pueden ser las mismas. Para aquellos que aman pisar a otros el mensaje de Jesús puede ser un mensaje de juicio y un llamado al arrepentimiento y para aquellos que se aferran a la promesa de Dios, a pesar de las lesiones sociales a las que han sido sometidos, la venida del Reino de Dios es un tiempo para mirar hacia arriba y el tiempo para celebrar.

 

                                                                            Padré Mathew Kavipurayidam, TOR